Skip to content

El mundo del Sr. Z

6 diciembre, 2009



El del Sr. Z es un mundo imaginario no muy diferente del que conocemos. Como en el nuestro, sus habitantes se organizan en países y ciudades, tienen un gobierno y un ejército, adornan sus grises existencias con todos los cachivaches que la tecnología les suministra.

Pero si echamos un vistazo a este mundo, pronto descubriremos algunas sutiles diferencias: en el mundo del Sr. Z los humanos andan a cuatro patas, los animales hablan y usan corbata, y algunos objetos filosofean sobre la vida moderna. En lo referente a los niveles de conciencia, raciocinio y moral, la escala evolutiva parece haberse invertido: los humanos son, con diferencia, los seres más estúpidos del planeta, pero esto no es obstáculo para que ostente, sin el más mínimo pudor, el título de Rey de la Creación.

El Sr. Z es un típico ejemplar de esta ruin especie, que podríamos definir, siendo más bien generosos, como hombres-perro. Reúne todas las características: egoísta, holgazán, rastrero, cínico y con cierta tendencia a filosofar sobre asuntos banales. Exhibe su mezquindad sin el más mínimo recato, y se jacta de ser una eminencia conocimientos inúlites, y de poseer una personalidad apabullante, muy por encima de la media. En realidad, en esto se parece mucho a la mayoría de sus congéneres.

El Sr. Z no tiene oficio conocido ni cargas familiares. Despilfarra el tiempo de manera miserable, y esto no parece producirle el más mínimo cargo de conciencia –probablemente porque el Sr. Z no tiene conciencia. Le veremos dar interminables paseos, que nos permitirán ir conociendo poco a poco este mundo tan peculiar, y a los pintorescos seres que lo pueblan.

El Sr. vió la luz en alguna tarde-noche de 1998, fruto de mis largas y con frecuencia delirantes conversaciones con el guionista Lord Benburry. Las primeras historias, con guiones de Benburry, se publicaron en Radio Ethiopia. Posteriormente, realicé en solitario una serie de historietas de 1 página, que se fueron apareciendo en El Batracio Amarillo, Cretino, y algunas otras publicaciones.

Os presento hoy la primerísima aventura del Sr. Z. Originalmente, ocupaba las páginas centrales (en página doble) y la contraportada del Radio Ethiopia nº 9.

Guión: Lord Benburry Dibujos: Fritz
Anuncios
One Comment leave one →
  1. Honorio permalink
    7 diciembre, 2009 11:46 am

    Muy interesante la nueva aportacion del blog y muy buena la historiesta de Sr Z, aunque, que voy a decir.

    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: